Transmisión de Echinococcus multilocularis

Coyote_Alessandro Massolo

¡Hola de nuevo! esta vez me voy a fijar en cómo estos parásitos circulan por las redes tróficas. Así, el primer artículo que voy a comentar es: “Naturaleza salvaje en la “ciudad” revisitado: diferentes urbes moldean la transmisión de Echinococcus multilocularis mediante la alteración de las comunidades de depredadores y presas” y lo firman Stefano Liccioli, Patrick Giraudoux, Peter Deplazes, y Alessandro Massolo. Ha sido publicado en la revista Trends in Parasitology y podéis encontrarlo en

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1471492215000847

El resumen dice lo siguiente: La urbanización de Echinococcus multilocularis, el agente de la equinococosis alveolar, es un problema de salud pública en todo el mundo. Proponemos considerar hábitats ‘urbanos’ bajo una perspectiva ecológica amplia y comentar los efectos de los asentamientos humanos (Urbes) en las comunidades de acogida y el proceso de urbanización del parásito. Sostenemos que las interacciones entre las características del paisaje (es decir, la composición y configuración del paisaje) y las comunidades de acogida pueden dar forma a la heterogeneidad de los gradientes de transmisión observados dentro de los distintos tipos de asentamientos humanos. Debido a las características ecológicas únicas y prioridades de la gestión de la salud pública, prevemos paisajes urbanos como un sistema modelo para aumentar aún más nuestra comprensión de las interacciones huésped-parásito que configuran la circulación de E. multilocularis.

Otro artículo de este asunto que se ha publicado recientemente es “La ecología alimentaria nos Informa sobre la Epidemiología de Parásitos: la Selección de Presas Modula las Tasas de Encuentro con Echinococcus multilocularis en Coyotes Urbanos”. Los autores son Stefano Liccioli, Carly Bialowas, Kathreen E. Ruckstuhl, Alessandro Massolo. Ha sido publicado en la revista PLOS ONE y podéis encontrarlo (gratis) en

http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0121646

El resumen dice lo siguiente: Hemos investigado el papel de las ecología alimentaria del coyote en zonas urbanas sobre la transmisión de Echinococcus multilocularis, el agente causante de la equinococosis alveolar en los seres humanos. Como los coyotes pueden desempeñar un papel principal en el mantenimiento de este parásito zoonótico dentro de entornos urbanos en América del Norte, tal estudio en última instancia, puede ayudar a la gestión de riesgo de la enfermedad. Entre junio de 2012 y junio de 2013, se recogieron 251 heces de coyote y llevamos a cabo la captura de pequeños mamíferos (n = 971) en cinco parques en la ciudad de Calgary, Alberta, Canadá. Se investigó la epidemiología de E. multilocularis mediante la evaluación de las variaciones estacionales de la dieta del coyote y el consumo selectivo de diferentes especies de roedores huésped intermedio. Por otra parte, teniendo en cuenta la digestibilidad de pequeños mamíferos y las tasas de defecación de coyote se estimó el número de presas de pequeños mamíferos ingeridos por coyote y, en consecuencia, tasas de encuentro de parásitos en coyotes. Los alimentos dominantes incluyeron mamíferos pequeños, frutas y vegetación, aunque las liebres y los ciervos fueron estacionalmente relevantes. La frecuencia de ocurrencia más baja de pequeños mamíferos en excrementos se registró en invierno (39,4%), cuando el consumo de ciervos era más alta (36,4%). Sin embargo, las altas tasas de encuentro (número de huespedes infectados depredados/ temporada) con E. multilocularis (IC del 95%: 1,0 a 22,4), combinada con la falta de depredación en las especies de pequeñas mamíferos no relevantes en este sentido, sugieren que el invierno es la temporada crítica para transmisión y el control de este parásito. Dentro del gremio de pequeños mamíferos, los topillos (Microtus pennsylvanicus y Myodes gapperi) fueron las presas seleccionadas de coyotes urbanos y probablemente jugaron un papel clave para el mantenimiento del ciclo de vida urbano-forestal de E. multilocularis en Calgary.

Pues estos son los resúmenes. Me han gustado mucho, sobre todo la comparativa entre diferentes zonas urbanas en el primer artículo y la aplicabilidad de los resultados ecológicos del segundo para conocer el riesgo potencial de infección. Es importante resaltar que el parásito es el agente causal de la equinococosis alveolar en el ser humano, considerado actualmente uno de las más graves enfermedades zoonóticas del hemisferio norte (tasa de letalidad> 90% si no se trata).

Os sugiero también este otro artículo que conozco sobre la temática.

Raoul, F, Deplazes, P, Rieffel D, Lambert, JC, & Giraudoux, P, 2010. Predator dietary response to prey density variation and consequences for cestode transmission. Oecologia 164, 129–139.

Afortunadamente tengo la posibilidad de estar en contacto con algunos de estos expertos en el Laboratoire Chrono-environnement

http://chrono-environnement.univ-fcomte.fr/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s